un Shakespeare de New Jersey

El bueno de Shakespeare no hizo más que plasmar la historia del mundo, que se repite en cada momento, en cada lugar y en cada persona. Lo hizo como poca gente lo sabe hacer, relatando esas traiciones, esos amores y esos sentimientos como si los estuviese inventando él mismo y siendo capaz de hacernos sentir …