todas las mañanas del mundo

Viernes y qué mejor que recordar una de esas películas que marcaron mi, entonces, recién estrenada juventud. En esas estábamos cuando descubrí una película francesa, creo que la vi en los Golem Yamaguchi, y en ese momento me enamoré de una música, cuanto menos, desconocida para mí hasta entonces. Un instrumento que no conocía, la …